sábado, 3 de enero de 2015

Los bambúes de roca

Bambú y rocas, de Li Kan (1244-1320).
Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons.


Se asocian los bambúes como las plantas representativas de China. Los bambúes pertenecen a la familia de los pastos (poáceas) y constituyen una subfamilia, las bambusoideas, que se extiende por todos los continentes del mundo, excepto por Europa y la Antártida. Comprende 37 géneros y 500 especies reconocidas que se distribuyen desde las regiones tropicales hasta las templadas.

En China, la mayor diversidad de bambúes se encuentra en la provincia de Zhejiang, donde actualmente se encuentra la ciudad de Shangai, adaptados a todo tipo de ambientes, desde riparios hasta alpinos. Alberga 149 especies (un tercio del total) pertenecientes a 19 géneros (la mitad del total), por lo que entender si esta diversificación es reciente o sucedió mucho tiempo atrás se ha convertido en un misterio a resolver por los botánicos; los fósiles de plantas permiten entender la historia de un grupo en particular en una región, pero los fósiles de bambúes en China son demasiado raros.

El primer registro de un descubrimiento de bambúes fósiles en China data del siglo XI con el polímata chino Shen Kua.



Un hallazgo fuera de lugar

Shen Kua (沈括) nació precisamente en la provincia de Zhejiang en el año 1031. Gracias a su historia familiar y eduación militar pudo formar parte de la aristocracia china, los únicos que accedían a una educación y preparación académica. Los intereses de Shen fueron muy diversos, pero todos ellos comprenden lo que se denominaba como filosofía o historia natural: la descripción del mundo.

En uno de sus viajes por China descubrió en 1080 el banco de un río cerca de Yanzhou, en el norte de China, donde se encuentra actualmente Yan'an. Un deslave de los márgenes del río reveló un espacio subterráneo de varias docenas de metros, donde encontró restos petrificados de bambúes: tallos y raíces. Gracias a su preparación militar, conocía la geografía de Yanzhou y determinó que el clima no era el apropiado para que creciera alguna especie de bambú, por lo que comenzó a intuir que, en algún tiempo pasado, Yanzhou debía ser más lóbrego y húmedo para albergar tal flora. En la historia de China no había registros de que en alguna dinastía el clima de la región hubiera sido la de un pantano-humedal. Esto llevó a Shen Kua a proponer que en algún tiempo muy remoto esas habían sido las condiciones de Yanzhou.


Si bien el trabajo de Shen Kua inspiró muchos otros trabajos, el misterio de los bambúes no recibió mayor atención posterior. Lo que el polímata chino había logrado era, por primera vez en la historia de la humanidad, realizar una descripción paleoclimática basada en la idea de que los climas eran capaces de cambiar a lo largo del tiempo. En términos modernos, Shen utilizó los fósiles de bambú como indicadores de clima, es decir, debido a las condiciones climáticas en las que existe una especie de organismo en el presente inferimos el clima del pasado. Esto es particularmente útil con especies del Paleógeno o Neógeno, dado que muchas de las especies modernas tienen representantes (o representantes relacionados) pasados en esos periodos.


Es por tanto Shen un pionero de dos áreas: de la paleobotánica, al reconocer no solamente los fósiles de plantas como evidencias de vida en el pasado (como lo hizo anteriormente con otros fósiles), sino como organismos que debieron vivir en las mismas condiciones antes que ahora; y de la paleoclimatología.


La verdadera historia


A mediados del recientemente año pasado, un equipo de investigadores chinos de la Universidad de Lanzhou publicó el descubrimiento de hojas y polen de bambú fósiles en el este de Zhejiang. La edad del hallazgo es del Mioceno tardío (hace 11.62-5.33 millones de años). Para identificar a las especies se realizaron comparaciones con géneros modernos. Esto permitió entender que para el mioceno chino varios de los géneros actuales ya existían en ese periodo y que indican que la diversificación del bambú debió ocurrir antes del Mioceno en China.


La investigación es particularmente contrastante con los hallazgos fósiles reales, pues la mayor parte del bambú fósil se encuentra en Europa o la Antártida y muy poco en otras regiones del globo. Macrofósiles de bambú han sido reportados desde 2013 en la región de Yan'an, donde Shen Kua realizó sus descripciones por primera vez, y que corresponden con la misma edad miocénica que los encontrados en Zhenjiang (pero en este caso son Mioceno medio). Estos pequeños hallazgos permiten entender muchas cosas sobre la evolución y dispersión del bambú en China, así como indicaciones paleoclimáticas dado que se trata de los mismos géneros actuales.


Pudo haber sucedido que en China la paleontología pudo haber sido adelantada desde mucho antes gracias a Shen Kua y a su increíblemente curiosa mente.


Referencia



  • Wang, Ma, Yang Yi, Wang, Li, Xu, Sun (2014) Bamboo Leaf and Pollen fossil from the Late Miocene of Eastern Zhejiang, China and their Phytogeological Significance. Acta Geologica Sinica (English version) 88(4):1066-1083.